Oráculo de Muerte

En el volumen III, Gloria de Hera (segunda parte de Las Columnas de Heracles), el oráculo de la diosa fue desentrañado por Calírroe y la tríada de sacerdotisas. Será cierto si se cumple una premisa: la llegada a la Isla de un heraldo que le precede:

    • » Si el León que monta la sierpe
    • el néctar de luz bebiese,
    • saltará la espuma de Océano
    • portando a su estirpe muerte.
    • Un heraldo le precede.
    • » Que sea sembrado en la Luna Joven
    • mientras la Luna Reina,
    • el fruto oscuro del dios luz
    • amado por la Luna que sueña.
    • Su estirpe será eterna.
    • » Orad sobre las olas
    • para que no avance el león.
    • Guardaos de la traición
    • que en la Luna Negra crece,
    • pues vencerá su pasión.

La llegada de Nórax a la isla en el volumen 4º, Eriteia, confirma la profecía.  Y todos en la Isla Roja saben que el presagio de muerte de Calírroe se hará realidad…

El Regreso de Nórax

Han pasado varios años desde que se publicó el volumen anterior de la Saga, en que Nórax quedaba en posición comprometida, arrojado de El Pitio al mar por una ola desenfrenada, hundiéndose sin remedio en un mar embravecido.

Años, en los que la historia que continuaba ha estado escrita, pero no publicada. Años que he dedicado más al blog personal de noticias y reseñas sobre género fantástico, que finalmente ha conseguido llamarse Berserkr, una vez he podido recuperar el nombre del fanzine como dominio (aunque ahora se encuentra también algo abandonado).

Pero sí, la historia de Nórax continúa, y sus aventuras junto a Heracles finalizan, en Eritia, la Isla Roja, convertido ahora en ese heraldo que anunció la diosa, preludio de muerte… junto al terror mas abyecto y primordial de Discordia, y el amor de Eriteia.